La Ley Orgánica de Educación (2/2006, de 3 de mayo), el Estatuto de Autonomía de Andalucía y la Ley de Educación de Andalucía establecen que la educación se concibe como un aprendizaje permanente que se desarrolla a lo largo de toda la vida. En este contexto se afirma que la finalidad de la educación de personas adultas es ofrecer a este sector de la población la posibilidad de adquirir, actualizar, completar o ampliar sus conocimientos y aptitudes para su desarrollo personal y profesional.

Así mismo, la Unión Europea, a través del documento “Recomendación del Parlamento Europeo y el Consejo, de 18 de diciembre de 2006, ha instado a desarrollar una oferta educativa que garantice que jóvenes y personas adultas adquieran “las competencias clave” para todos y todas en el contexto de sus estrategias de aprendizaje permanente, especialmente para aquellos grupos que necesiten un apoyo especial para desarrollar su potencial educativo.
Como consecuencia de todo lo anterior, la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía, entre otras enseñanzas, ha regulado los planes educativos de carácter no formal para personas adultas (Orden de 24 de septiembre de 2007, Boja de 15 de octubre 2007). Entre éstos, formando parte de los llamados planes educativos para el
Fomento de la ciudadanía activa, se encuentra el plan educativo “conocimiento y conservación del patrimonio cultural de Andalucía y del medioambiente“.

El propósito de este plan educativo es permitir de la forma más didáctica, amena y accesible posible, que el alumnado pueda conocer, apreciar y velar por la conservación de los principales elementos patrimoniales de tipo cultural y medioambiental que se encuentran dentro de nuestra comunidad, desde la arquitectura popular o la gastronomía hasta los registros documentales y monumentales, la música y la industria tradicional, así como las extensas playas atlánticas o las exóticas calas de Cabo de Gata, las cumbres de Sierra Nevada y las dehesas de Sierra Morena o el fértil valle del Guadalquivir.

La extensa variedad de ecosistemas naturales de Andalucía, así como el inmenso legado de huellas patrimoniales urbanas, industriales, históricas, artísticas y socioculturales pone de manifiesto la riqueza del patrimonio de nuestra comunidad.
Por ello, la intención de este plan educativo es acercar al alumnado a aquellos aspectos medioambientales, históricos, culturales y antropológicos que confieren a Andalucía ese rasgo diferenciador, ese matiz especial que caracteriza a nuestra tierra
y que no puede pasar desapercibido para cualquier visitante que se acerque a ella.
El criterio utilizado para dar a conocer los distintos espacios de la comunidad ha sido establecer rutas por los distintos espacios patrimoniales, efectuando paradas para describir lo que más caracteriza a cada uno de ellos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Categories